Policía; más tiempo con su familia.

Los proyectos Agroforestales
Facebooktwitterrss

Policía; más tiempo su familia.
“Mi papá policía”, así es el título de la carta que Mariano Gómez hijo le dedica a su padre, quien tiene 36 años sirviendo a la Policía Nacional, “y ha sido con un limpio historial lleno de integridad, pulcritud y humildad, valores que lo llevaron a ser reconocido con la Medalla al Mérito Policial, dice una historia publicada por el Listin Diario.

Al tener que hablar sobre su padre, el teniente coronel Mariano de Jesús Gómez Batista, Mariano hijo, con actitud muy entusiasta comenzó a buscar en su memoria anécdotas de su niñez y recordó que su progenitor siempre sacaba tiempo para compartir con él y su hermana, Carolina Gómez.
Esta es una historia de tantas que podrían publicarse de los agentes policías de los cuales solo se ve el lado cruel de imponer el cumplimiento de la ley.

Muchas veces el exceso de trabajo solo permite que un agente llegue a su vivienda y encuentre a casi todos durmiendo y levantarse en igual condición, apenas por la dinámica laboral los afectos intrínsecos se producen en el tiempo.
Solo hay que pensar a la presión que se ven sometidos los miembros de orden público con todo lo que ocurre en su entorno y incluyendo el económico que es el más pesado, por lo que es necesario más comprensión con los policías y guardarles el respecto que merecen

Uno de los hijos de este, Carolina, quien es licenciada en administración, afirma que su progenitor es amoroso y dedicado a su familia, a tal grado que si él no llama dos y tres veces al día para saber cómo están, “uno se extraña”, asegura.

“Bueno, la fe en Dios. Ellos estudiaron en colegios evangélicos, lo que permitió fortalecer sus valores familiares y mantenerlos alejados de lo incorrecto”, expresó.

Al hablar de su hija, el agente no se limitó a dar detalles sobre ella, sino que rápidamente sacó del bolsillo del pantalón gris que lo identifica como policía, su cartera, y al abrirla, se visualizaron tres fotos: la de sus hijos y la de su nieta.

“Esa es mi nieta, hija de ella (señalando a Carolina, su hija), sosteniendo las fotos como si fuera su bien más preciado. “La gente dice que se parece a mí”, precisó.
Así ocurre con muchos policías solo hay que sacarles el tiempo para estar más con su familia.

Comparte!

Facebook Comments

Deja un comentario