Lloramos amargamente por Nicaragua

Lloramos amargamente por Nicaragua
Facebooktwitterrss

 

La tragedia de Nicaragua es la estampa más frustratoria  de la política continental. Es amargura y desconsuelo, es la apostasía de un partido y un hombre renegados de la historia.

La ambición y la corrupción, el nepotismo y la violación de derechos humanos, es la barbarie y la negación.

Más de un centenar de muertos heridos y presos políticos producto del fantasma somocista.

Duele además el silencio cómplice de los falsos demócratas de izquierda y derecha…

La comunidad internacional, las fuerzas democráticas y el humanismo cristiano, estamos compelidos con la movilización hacia el tribunal internacional de la HAYA para el castigo y la sanción de sus crímenes.

Con ese partido y su presidente se cumplen sentencias, las palabras de las sagradas escrituras” Maldito aquel hombre que cree en otro hombre” da su brazo a torcer y apartar del amor de Dios”. Salmos146:-.

Comparte!

Facebook Comments

Deja un comentario