La Fuerza Aérea de República Dominicana acoge Vigésima Promoción de la Academia Aérea “GBPFAFM”. La componen 65 nuevos aspirantes a cadetes.

La Fuerza Aérea de República Dominicana acoge Vigésima Promoción de la Academia Aérea “GBPFAFM”. La componen 65 nuevos aspirantes a cadetes.
Facebooktwitterrss

La Academia Aérea “General de Brigada Piloto Frank Andrés Féliz Miranda” de la Fuerza Aérea de República Dominicana abrió sus puertas a 65 nuevos Aspirantes a Cadetes, conformados por 7 aspirantes femeninas y 58 masculinos, dentro de los cuales se encuentran 3 aspirantes de Panamá, dos masculinos y una femenina, quienes se integrarán a la institución como oficiales, si cumplen el período de 4 años de estudios académicos.

El acto se realizó en el Patio de Armas, de la explanada de la Academia Aérea “General de Brigada Piloto Frank Andrés Féliz Miranda, FARD” y comenzó con las palabras de bendición a cargo del Primer Teniente Capellán Mayor José Guillermo Rosario Sánchez, Párroco de la Iglesia FARD “Nuestra Señora del Carmen”.

La ceremonia fue encabezada por el Mayor General Piloto Luis Napoleón Payán Díaz, quien estuvo acompañado del General de Brigada Piloto Richard Vásquez Jiménez, Subcomandante General FARD; el General de Brigada Paracaidista Nelson M. Moquete Checo, Inspector General FARD y el General de Brigada Piloto Alberto C. Lagrange Madera, Comandante de Base Aérea San Isidro, así como Oficiales del Estado Mayor Ampliado de la institución.

Las palabras de bienvenida fueron pronunciadas por el Coronel Paracaidista Rubén Agustín Tiburcio Veloz, FARD (DEM), Director de La Academia Aérea, quien observó a los padres y tutores de los nuevos Aspirantes a Cadetes que “sus vástagos están en buenas manos, en las de nuestra gloriosa Fuerza Aérea y desde este momento comienzan a trillar un nuevo camino de sabiduría humana, a robustecer la fe y enriquecer la ciencia, tanto en lo personal como en lo profesional, y en las que recibirán una formación en valores y principios, y que sus hijos serán formados bajo un marco de supervisión constante”.

El acto terminó con un pasaje de aeronaves y una emocionante despedida, entre los familiares y los Aspirantes a Cadetes y las palabras personales de encomio de los altos oficiales a sus futuros compañeros de armas.

Facebooktwittermail

Deja un comentario