Guatemala inaugura su embajada en Jerusalén tras hacerlo Estados Unidos

Guatemala inaugura su embajada en Jerusalén tras hacerlo Estados Unidos
Facebooktwitterrss

Exactamente 70 años después de convertirse en el primer país tras Estados Unidos en reconocer el Estado de IsraelGuatemala es el primero que sigue el paso de Washington de trasladar su embajada a Jerusalén.

La luna de miel de Israel con su viejo aliado latinoamericano contrasta con lagrave crisis diplomática con Turquía a raíz de la rotunda condena del presidente Recep Tayyip Erdogan contra la actuación militar israelí en la frontera con la Franja de Gaza.

En el acto celebrado esta mañana en el parque tecnológico de Malcha, al sur de Jerusalén, el presidente de Guatemala, Jimmy Morales, ha resaltado que se trata de “un regreso” recordando que su embajada se encontraba en Jerusalén desde 1956. Al igual que otros países, en los años 80 trasladó la embajada a Tel Aviv en respuesta a la anexión de la zona oriental de Jerusalén por parte de Israel que la declaró como “capital unificada de Israel” y que no fue reconocida por la comunidad internacional.

“Nos unen más de 70 años de amistad. Hay una historia fortalecida y una amistad sincera existente entre ambos pueblos pero sobre todo Guatemala e Israel los une una relación de amor entre hermanos”, señaló Morales que añadió: “Hoy los guatemaltecos nos sentimos como en casa porque sabemos que el pueblo de Israel también ama al pueblo de Guatemala”.

“Es un hecho trascendental para las futuras generaciones. Sus hijos recordaran que países amigos tomaron decisiones valientes a favor de Israel y lo hacemos porque ustedes tienen un lugar muy especial en nuestros corazones“, continuó el presidente de Guatemala.

“Podemos decir misión cumplida. Con el retorno de nuestra embajada de Tel Aviv a Jerusalén estamos refirmando nuestros lazos de amistad y hermandad hacia el próspero pueblo de Israel. A partir de este momento declaro que Guatemala e Israel quedarán unidos para las futuras generación. Dios les bendiga”, concluyó Morales antes de cortar la cinta protocolaria junto al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu.

Tras alabar la labor del embajador de Guatemala en la ONU, Jorge Granados, para que fuera posible la resolución a favor del Plan de Partición en 1947, Netanyahu declaró: “Por los esfuerzos de Guatemala de esos días, hay una Calle Guatemala a un kilómetro de aquí en Jerusalén como hay en muchas ciudades de Israel. Y esto es así porque nosotros nos acordamos de nuestros amigos”.

“Hace dos días inauguramos la embajada de Estados Unidos y no es una coincidencia que Guatemala lo haga ahora. Vosotros siempre estáis entre los primeros. Compartimos tantos objetivos y valores…Aaunque aparentemente estamos muy lejos, estamos realmente muy cerca”, apuntó Netanyahu antes de revelar que su próximo viaje a Latinoamérica empezará en la Ciudad de Guatemala.

Creemos que más países harán lo mismo porque es la decisión correcta“, pronosticó la embajadora de Guatemala, Sara Solis.

De momento, sin embargo, sólo Paraguay anunció que lo hará la próxima semana. Honduras y Rumania podrían ser los siguientes en seguir el camino iniciado por el presidente Donald Trump y muy criticado por la mayoría de países al considerar que rompe el consenso internacional sobre la disputada ciudad. Aunque el traslado de la embajada fue aprobado por el Congreso en 1995, EEUU no lo hizo realidad todos estos años con Bill Clinton, George W.Bush y Barack Obama para no dañar la negociación sobre uno de los puntos cardinales en el conflicto entre israelíes y palestinos. El liderazgo palestino exige que la parte oriental ocupada por Israel en la guerra del 67 sea la capital de su futuro Estado. Una demanda que ha reiterado esta semana la UE señalando que la paz debe pasar por la solución de dos Estados.

En protesta por el traslado de la embajada estadounidense realizado este lunes, el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Abu Mazen, ordenó el regreso de su embajador en Washington, Hussam Zumlot. Abu Mazen también pidió a la comunidad internacional y en especial a los países de Latinoámerica,que no emule a EEUU y Guatemala al señalar que “premia la ocupación israelí y socava las esperanzas de un acuerdo de paz”.

En su reunión hace una semana en Caracas con el presidente venezolano Nicolás Maduro, Abu Mazen agradeció su apoyo a la causa palestina y envió un mensaje: “Esperamos que algunos países del continente americano no vayan a trasladar sus embajadas a Jerusalén ya que contradice la legalidad internacional”. Venezuela e Israel no mantienen relaciones diplomáticas siendo Maduro uno de los líderes mundiales más críticos hacia Israel.

Crisis entre Israel y Turquía

Quien no se espera que inaugure pronto la embajada en Jerusalén es Turquía. De hecho, es más probable que “congele” la que tiene hoy en Tel Aviv. A raíz de la muerte de 60 palestinos por disparos de soldados israelíes desplegados en la frontera con la Franja de Gaza durante la llamada “Marcha del Retorno”, Erdogan acusó a Israel de “cometer un genocidio” y ordenó la expulsión “por un tiempo” del embajador israelí en Ankara. Antes de afirmar que el grupo integrista Hamas “no es terrorista”, el dirigente turco islamista tuiteó que “Netanyahu tiene las manos llenas de sangre palestina”.

Israel ha respondido con la misma moneda diplomática y retórica. Netanyahu acusó a Erdogan de apoyar a Hamas (“entiende pues muy bien de terrorismo y matanza”) y de “tener las manos llenas de sangre de innumerables kurdos en Turquía y Siria”.

 

Fuente El Mundo

Comparte!

Facebook Comments

Deja un comentario